China y su arriesgada estrategia de promoción turística del patrimonio natural

Por LBM Insights
China y su arriesgada estrategia de promoción turística del patrimonio natural

China pone en juego su reputación como destino turístico y la seguridad de los viajeros con una acelerada estrategia de promoción de su patrimonio natural: los miradores del pánico  

Una vez más el gigante asiático está dispuesto a batir todos los records y se ha propuesto posicionarse como líder mundial de un nuevo nicho del mercado turístico: atracciones turísticas de vértigo.  Con el fin de promocionar su parques naturales y ofrecer a los viajeros más jóvenes (y no tan jóvenes) experiencias sólo apta para valientes, en tan sólo dos años China ha copado los titulares de medio mundo con la apertura de miradores, puentes y pasarelas de cristal que han dejado «pequeños» a homólogos como el Skywalk del Gran Cañón de Colorado (USA) o el Glacier Skywalk del Parque Natural Jasper en Canadá. ​

Una estrategia de altura más que comprensible dada la riqueza del maravilloso patrimonio natural que el país atesora pero cuya ejecución ha puesto de manifiesto una serie de ineficiencias y errores con graves consecuencias para la reputación de su turismo a nivel internacional.

Repasemos los principales casos: 

Atracciones turísticas de infarto promocionan en China su patrimonio natural

El puente de cristal del Parque Natural Nacional de Zhangjiajie

Con una inversión estimada de 62 millones de euros según distintas fuentes, esta atracción tuvo que ser cerrada tan sólo dos semanas después de su inauguración el pasado 20 de agosto de 2016.  El Parque, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1992, es uno de los más visitados y explotados turísticamente de China (algo que muchos cuestionan), no en vano reciben en torno a 36 millones de turistas al año, según China Daily.

El proyecto contemplabla un aforo máximo de 800 personas (8.000 al día), sin tacones, sólo con el móvil y un monedero para pagar los 138 yuanes (unos 20 €) que cuesta el acceso. Sin embargo,  el puente ha recibido 10 veces más turistas de lo previsto y por ello las autoridades gestoras han declarado el cierre temporal «por problemas de software y hardware, debido a la afluencia masiva de turistas y para hacer una actualización del sistema interno». Además del software, algo ha fallado también en sus previsiones de gestión de público. 

El parque que sirvió de inspiración para crear el mundo de Pandora de Avatar, el éxito de taquilla de James Cameron, ve por ahora frustrado su sueño de acoger la plataforma de puenting y los tres columpios más altos del mundo, tras batir «a priori» 10 records mundiales.  

Aquí también está la famosa montaña Tianmen, donde días antes se abría la espiral del dragón (Coiling Dragon Cliff), a 300 metros de alto en un precipicio que también se conoce como «el paseo de la fe».

La plataforma colgante del Parque de Shilinxia 

Pocos meses antes de la apertura del puente de cristal  y 1.300 km más al norte, se inauguraba el mirador transparente más grande del mundo, ubicado en el área turística de Pinggu, Beijing. Tecnología puntera de la industria aérea aplicada al turismo con una obra de ingeniería que ha desafiado tres records mundiales: la plataforma voladiza más grande del mundo, el mirador con el área de cristal más grande del mundo y la primera estructura de alta resistencia, bajo peso y aleación de titanio resistente a la corrosión. 

Aunque su diseño futurista nos recuerda a la mismísima nave Entreprise de Star Treck, la plataforma se integra en las antiguas formaciones rocosas de este parque ubicado cerca de Pekín.  Casi un año ha pasado ya desde que se abriera al público y por el momento esta instalación no ha dado ningún susto a sus visitantes, quienes ya la utilizan entre otros, para relajarse haciendo yoga.

Atracciones turísticas para promocionar el patrimonio natural en ChinaEl puente de cristal de Zhangjiajie. Foto: ©Getty Images vía Huffington Post

La pasarela de cristal del Parque Geológico de Yuntai

En octubre de 2015 y tan sólo dos semanas después de su apertura, las autoridades chinas cerraron la pasarela de cristal que rodea la montaña Yuntai tras provocar el pánico entre sus visitantes al empezar a resquebrajarse después de que según publicaciones de los responsables turísticos, uno de ellos supuestamente dejara caer una taza de acero inoxidable. Ubicada a 1.080 metros de altura, la pasarela ha sido cerrada para su revisión hasta nueva fecha, a pesar de que según fuentes públicas, la estructura no supone ningún riesgo para la seguridad de los visitantes.

Una semana antes, se había abierto al público el puente de cristal Haohan Qiao bridge, (el puente de los hombres valientes), a 180 metros sobre el suelo y 300 metros de longitud. 

Sin duda, este planteamiento de las autoridades chinas ha tenido en el corto plazo importantes efectos negativos en tres aspectos fundamentales para cualquier proyecto de dinamización territorial y promoción turística:  en primer lugar se cuestiona la seguridad e integridad física para los turistas, algo que de incide de lleno en la confianza de la futura demanda; en segundo lugar queda en entredicho la credibilidad y reputación de un país con ansias de sorprender y abrirse al mundo y por último, la dudosa rentabilidad de unas inversiones que se encarecen y deprecian al utilizar tecnología puntera que no está a punto. El coste de la prueba en este caso sale demasiado caro.   

A priori, parece que lo importante para China es una estrategia de promoción turística de sus parques y patrimonio natural que priorice la cantidad y la velocidad a la que se inauguran estos miradores del miedo. Sin embargo, para aprovechar todo el potencial de unos destinos turísticos tan únicos y espectaculares como estos, una inversión de altura en ingeniería y arquitectura no es suficiente. El proyecto se queda «colgada» si no va acompañado de una coherente estrategia de marketing y fundamentalmente, de estudiado plan de operaciones y procesos que evite morir de éxito por exceso de aforo en el puente de Zhangjiajie, o morir de verdad, si como en el caso de la pasarela de Yuntai, el cristal se rompe lentamente bajo tus pies.  

Demasiado en juego para un país con 13 sitios naturales declarados Patrimonio Mundial por la Unesco. 

Foto de portada: Xinhua/Long Hongtao via Masable

Compartir

Tu legado es tu historia

Podemos ayudarte a enriquecer tu valioso patrimonio y a que generes un impacto positivo y duradero en la sociedad