Heráldica. El blasón y el dibujo del alma

Por Blanca Lopez
Heráldica. El blasón y el dibujo del alma

Enero 2020 

Don Pedro José de Aldazabal y Murguía edita en 1773 su Compendio Heráldico, Arte de Escudo de Armas según el método más arreglado del Blasón y Autores Españoles.

Es uno de los tratados más antiguos de Heráldica en España y en Europa. Una «obrita» (en palabras de su autor) de pequeñas dimensiones y grande en su propósito: despertar la curiosidad de los espíritus nobles e iniciarlos en la lectura de los mensajes que encierran los Escudos.

Esta edición del Compendio Heráldico forma parte de mi legado familiar. Apareció (azar o destino) al fondo de una antigua vitrina de caoba y cristal en mi casa, el palacio de los Fernández-Zorrilla, en un lugar en el que no debería estar, entre objetos que nada tenían que ver con los libros ni con la lectura. Pareciera que esperaba…

Nunca antes me había fijado en él, pequeño, cubierto de polvo, delicado. Como quien se dispone a turbar la tranquilidad de un largo letargo, pase mis manos por sus amarillentas cubiertas y, con suma delicadeza (y curiosidad), lo abrí. Contuve la respiración… una hoja doblada asomaba entre sus páginas. La cogí. Eran anotaciones manuscritas de un antiguo lector: 

La serpiente: símbolo de pureza

La media luna, victorias contra oscuridades de calumnias. Noble espíritu que aspira a lucir en gloriosas empresas

Estrellas, símbolo de héroes…

Desde algún lugar la magia del libro estaba despertando mi corazón. Me emocioné. Tenía entre mis manos una joya (del tamaño de la palma de mi mano) que conectaba con mi propia historia y con el magnífico escudo que preside la fachada del palacio, cuyo lema grabado en sus piedras me cautivado desde que era una niña y cuyo significado he entendido a lo largo de los años:

Velar se debe la vida de tal suerte que viva quede en la muerte.

Había encontrado un tesoro que debía sacar a la luz.

Recogemos este legado personal para publicar una edición adaptada, actualizada e ilustrada del Compendio para honra de su autor, don Pedro José de Aldazabal y Murguía, del palacio Fernández-Zorrilla y de mi propia familia.

El propósito del libro no es científico, histórico ni filológico. Con el título Heráldica. El blasón y el dibujo del alma queremos dar luz a su esencia y, recogiendo el testigo de don Pedro, despertar la curiosidad de los espíritus nobles y ayudarles a pintar el retrato de su alma para que, descubriéndose en él, decidan los principios que guíen su camino. 

Con tono poético y cercano muestra las reglas básicas del diseño, de la interpretación y de la simbología de los escudos de armas. El conocimiento de los mensajes que encierran permite a los seres de corazón generoso honrar los valores y los atributos de sus casas y de sus familias, descubrir su propia fuerza y, como las águilas, alzar el vuelo para superar los gloriosos méritos de sus antepasados. 

Un lenguaje secreto que a través de los colores, la geometría, las líneas y las estructuras, los cuatro elementos, los astros, las flores, los animales… invitan a conectar con la sabiduría del universo y de la naturaleza. 

En la sociedad actual hemos desarrollado una cultura que nos lleva a identificarnos con valores externos representados por logotipos, marcas o nombres y a olvidar nuestra verdadera esencia. Con esta nueva visión de la Heráldica queremos recuperar una sabiduría tan antigua que se remonta al principio de los tiempos.

Más allá de la época, del espacio y de las circunstancias hay mensajes universales e inmortales ocultos… a la vista de quienes estén dispuestos a abrir su corazón y a encontrar su camino, el que les permitirá vivir alineados con el propósito de su alma y dejar un valioso testimonio. 

Libro a la venta en 2020

 

Compartir