Los Museos exploran nuevas tecnologías para personalizar la experiencia cultural

Por Blanca Lopez
Smithsonian Design Musem, Cooper Hewitt

Las nuevas tecnologías permiten a los museos personalizar la experiencia de la visita para cada tipo de público. Estrategias de gestión innovadoras que enriquecen la oferta de turismo cultural y fomentan la educación, el entretenimiento y el acceso al mundo del arte.

Tradicionalmente cada museo ha dirigido su gestión principalmente hacia su interior, es decir, el patrimonio artístico de cuya conservación es responsable, dejando en un segundo plano el exterior, es decir, al visitante. La tecnología se centraba en mejorar los procesos y técnicas de conservación.  Sin embargo, el creciente  «apetito»  cultural no sólo de los turistas sino de la sociedad en general, obliga a estos guardianes del arte y la cultura a modernizar su gestión para atender una demanda a la que hay que conocer más y mejor.  

«Estábamos acostumbrados a que le museo se visitara de una sóla manera, ahora la gente espera una variedad de experiencias»; comenta Catherine Devine, responsable digital en el American Museum of Natural History en Nueva York «Todo se centra en explorar nuevas tecnologías» fuente: AP

Aplicaciones especiales que diseñan recorridos personalizados, impresoras y escáner 3D para crear réplicas para usar sin tener que dañar el original, realidad aumentada y hasta inteligencia artificial que llega con las más futuristas «roboguías». Estos son algunos de los ejemplos que los museos más importantes de Estados Unidos, como la red de museos de Smithsonian, el MOMA o el American Museum of National History están utilizando para captar la atención de nuevos públicos y ampliar el número de visitantes. Una tendencia cada vez más presente en los principales museos del mundo, pieza clave para el desarrollo de una oferta de calidad para el turismo cultural.  

Foto: British Museum juegos de realidad aumentada 

Los museos se enfrentan hoy al reto de poner en marcha nuevas estrategias de gestión que hagan compatible una labor primordial de gran responsabilidad, la conservación de un patrimonio artístico irrepetible y su financiación, con una creciente demanda de experiencias culturales. Hasta ahora, salvo por los amantes o estudiosos del arte, los turistas acudían al museo más importante de la ciudad en la primera visita al destino y lo más probable es que no volviesen. Para los «turistas» locales, también la frecuencia de visita a estas galerías culturales era por lo general reducida o dependía de alguna exposición temporal. Los museos en ese sentido eran destinos «pasivos»

"El aumento del turismo cultural está obligando a los museos a redefinir el concepto de museo y su cultura organizativa" Twitear 

Hoy en día, el turismo cultural se ha convertido en uno de los segmentos de mayor crecimiento de la industría turística lo que está provocando casi a marchas forzadas, una transformación de los museos en destinos culturales «activos». Para ello, la adaptación de la experiencia y el uso de las nuevas tecnologías se convierten en tareas prioritarias para acceder a diferentes y nuevos tipos de público.  Eso va a permitir crear vínculos permanentes con los visitantes, tanto online como offline,  y gestionar de manera más eficiente el flujo de tráfico para preservar el objetivo de conservación de las piezas. 

Un reto para el que la tecnología es una herramienta, pero no el fin en si mismo.

Pero la innovación tecnológica en un museo no significa cambiar las clásicas audioguias por tabletas digitales. La transformación de la gestión museística va mucho más alla, implica redefinir el concepto de museo y su cultura organizativa. Al modelo interno de conservación se le une la necesidad de conocer y segmentar una creciente y variada demanda de visitantes. En los próximos años los museos van a tener que cambiar sus estrategias para la transformación digital e incorporar conceptos como la experiencia del consumidor, desarrollo de contenidos y poner en marcha planes de marketing más propios del sector retail que del sector cultrual así como incorporar nuevos perfiles profesionales si quieren estar a la altura de las nuevas inquitudes de la sociedad.  

Foto de portada: Cooper Hewitt - Smithsonian Design Museum

 

 

Compartir